OS VOY A DECIR YO QUÉ ES CONCILIACIÓN

Conciliación con la vida familiar… que término tan chuli usan estos políticos para hablar de una realidad bastante más sacrificada de lo que un término tan conciliador como conciliación parece esconder.

No sé, yo desde fuera me imagino que conciliar es algo como muy equilibrado, ordenado y sereno. Pero desde dentro no creo que eso sea lo que sucede en la mayoría de los hogares.

Yo de hecho le llamo caotizar.

Post 10

Cómo trabajo un día cualquiera de verano

Caotizar es la ingeniosa forma en que las mamás, papás, e incluso tías, tíos y abuelos se organizan para poder gestionar su vida de familiar con el trabajo.

Cuando yo hago un intento de organizarme para trabajar en mi proyecto y ser mamá nunca es algo que sea conciliador, si no más bien es un frenesí en el que me meto para poder hacer lo que por una parte creo que debo hacer, y por otra parte me siento condicionada socialmente a hacer.

Debo ser una madre atenta, cariñosa, buena cocinera, tener la casa limpia y además ser una supercurrante, con ideas geniales y proyectos de emprendedora. Vamos, eso es lo que me hacen sentir los anuncios (y los anuncios siempre dicen la verdad…¿no?).

Post 10b

Cómo trabajo una mañana si la niña no puede ir al cole

Mi realidad es agotadora, pero me alienta saber que hay millones de mamás y papás como tú, que estáis luchando como yo por hacer nuestras vidas mejores, ¡¡porque no estamos solos!! ¡¡Somos unos luchadores, unos campeones!!

Si estás agotada al rendirte en la cama por la noche, es porque has dado todo de ti, lo has hecho genial!!. Es como una carrera de fondo, siempre avanzas, pero hasta que llegas al final no lo ves, porque estás sumido en un caos de adrenalina y agotamiento. Si sientes que palabras como conciliar no se ajustan a tu sentimiento de caos y frenesí, no es que no lo hagas bien, es que eres una madre o un padre, un abuelo maravilloso o maravillosa, una wondermami, un wonderpapi o wonderabuelo.

Ahora solo nos queda aceptar ese caos como parte del camino.

(P.D.: tengo la cocina bastante desordenada siempre, y odio hacer la cama, no sé planchar, soy una ama de casa desastrosa y lo único que hago bien de la “casa” es cocinar)

 

Anuncios

Sesión de fotos de camisetas premamá en mi casa

Cuando empecé mi proyecto wondermami pensé en las cosas que podía hacer con lo que tenía. Realmente no tenía dinero para invertir. De hecho, mi primera inversión fue en torno a los 120€ comprando mis primeras camisetas para embarazadas. Otro día hablaré de ese día en el que hice mi primera inversión.

Lo importante es que no es necesario invertir mucho dinero en cualquier proyecto que tengamos, aunque seamos sinceros, el dinero ayuda, bastante. Por no decir que con dinero todo va como la seda.

Pero es más bonito luchar, ir creando algo ingeniándoselas para sacar provecho a los que tenemos. Estoy segura que algún día este proyecto mio será estable y comenzaré a tener por fin vacaciones.

Yo lo que intenté es fusionar lo que puedo hacer con lo que quiero hacer. Y encontré soluciones. Por ejemplo. Os voy a enseñar la sesión de fotos de camisetas de embarazada que hicimos.

Post 9b

Carla, mi segunda premamá

Es posible que veáis estas fotos y os parezcan que hay que tener mucho dinero para hacerlas. Tengo una modelo embarazada, sujetando un marco superchulo, y detrás un fondo de ladrillos rosas (¡Oh! ¿Y eso?)

Post 9c

La barrigola de Carla

Pues lo cierto es que esta sesión puede costar lo mismo que ir al cine en familia. Yo por ejemplo, a Carla le propuse la sesión de fotos a cambio de una camiseta premamá. Así que ya tenía a mi embarazada.

El fondo lo imprimimos en lona e improvisamos un photocall. Si bien es cierto que a nosotros nos sale a precio de coste, también es cierto que si no lo pudiera imprimir, hubiese buscado un parque por ejemplo, para ahorrarme eso.

El marco de Instagram también lo hicimos en nuestro taller. Pero si no pudiera tener ese atrezzo, podríamos poner una bici decorada, unas flores, u otras cosas que se nos ocurran.

Post 9

The making of 

Y el fotógrafo es Quique. Un amigo de mi hermana que me está ayudando. Durante meses estuve preguntando a conocidos si podían enseñarme fotografía hasta que lo encontré a el, y estoy encantada!!.

Lo que quiero deciros es todos tenemos a nuestro alrededor abiertas un montón de posibilidades. Y si tenemos sueños, y queremos alcanzarlos, no debemos buscar nuestras limitaciones, si no la manera de lograr nuestros objetivos. Es bonito luchar por las cosas porque cuando las consigamos, las disfrutaremos más.

Soñad bonito y no os rindáis!!

Sarai

 

Mami, déjame hacerlo a mi

Una de las cosas que me gusta hacer con mis hijas es dejarles intentar hacer las cosas a ellas mismas.

Reconozco que en un primer momento la mano se me va a hacerlo yo por dos razones, una porque soy más rápida y dejo las cosas más limpias. Y la otra razón es porque me gusta mimarlas, cuidarlas…. y al hacerles las cosas siento que las “arropo maternalmente” jeje… creo que entendéis perfectamente a que me refiero.

Post 8

Helena haciéndose sus tostadas (y yo “controlándome” porque las está rompiendo)

Pues si, lo reconozco, inicialmente tengo ese impulso de hacerlo yo en plan “ya está aquí mamá”. Pero me freno. A veces me voy a acercar a hacerlo yo, y me paro. Doy marcha atrás y simplemente hago como si no me hubiera acercado con la intención de hacerlo yo. Entonces me paro y las observo, miro como lo hacen y cómo lo resuelven ellas solitas.

Es muy bonito ese momento “mamá mirando a sus hijitas”… porque es un momento fotografía mental… o al menos yo le llamo así a esos momentos que quiero fijar en mi memoria eternamente, y a la vez no me apetece ir corriendo a por el teléfono para sacarles una foto. Me apetece simplemente respirar serenamente y disfrutar de un instante que se escapa.

Helena me suele decir que le deje hacerlo a ella solita y realmente creo que es lo mejor para ella, porque fomento su independencia. Yo lo que pienso es: si se lo hago ahora, mañana tendré que seguir haciéndolo, día tras día.

Pero si hoy le dejo hacerlo, muy pronto sabrá hacerlo ella y además de ser bueno para su independencia, es bueno para mi, porque os soy sincera, tengo ganas de descansar algún día jaja…  seguro que así serán unas adolescentes ideales y no tendré ninguuuún problema ¿No? (jajaja….).

 

Construyendo un sueño (parte II)

Esta semana hemos continuado trabajando en mi sueño “de suelo rosa”. La verdad es que cuando me imaginé habilitar esta vieja terraza para mi oficina no me esperaba que diera tanto trabajo.

También he de reconocer que al principio solo pensaba en poner una mesa para tener un espacio para mi y poco más. Pero mi cabeza no puede parar de darle vueltas a las cosas y poco me imaginaba un sitio arreglado, con espacio para sacar fotos, etc… y es entonces cuando nos metimos el papá imperfecto y yo a preparar todo esto.

El suelo era lo peor, con trozos de piedra puestas de manera irregular….

Post 7

El suelo era muy irregular, así que lo nivelamos

Así que decidimos nivelarlo…. y así quedó:

Post 7b

El suelo recién nivelado

Aunque en la foto se vea ideal de la muerte, el suelo tiene muchas irregularidades, porque no somos expertos en esto y aunque nos gustaría contratar un profesional (siempre es mejor un profesional), la economía no está muy boyante… y una de las frases que he introducido en mi vida a modo de regla, para romper con mi dañino perfeccionismo es “lo óptimo es enemigo de lo bueno”.

Muchas veces cojo frases así y las uso de “principio rector”. Me ayudan un montón. En mi caso, el intentar hacer las cosas perfectas me llevo a no terminarlas nunca o no hacerlas. Así que con esa frase me motivo a hacerlas, aunque no sea perfecto. Por eso soy una mamá imperfecta ¿no?

Post 7c

Soy toda glamour

Y por último este selfie donde se me ve en todo mi esplendor, con mi glamour característico, con la lijadora eléctrica. He de decir que me da mucho corte enseñar fotos mías porque me veo fatal en todas, pero entiendo que tengo que dar algo de mi para agradeceros todo el cariño con el que recibís mi proyecto.

Besos a todas!! No dejéis de soñar, aunque vuestros sueños no sean perfectos!!

 

 

 

Qué significa para mi diseñar camisetas premamá

Siempre he tenido una mágica fascinación por la maternidad. Ya desde pequeña no podía imaginarme mi vida sin ser mamá algún día.

Tuve la enorme fortuna de tener dos niñas sanas y maravillosas. Y la maternidad no deja de fascinarme. Sobre todo el momento del embarazo. Recuerdo como algo mágico esa sensación de notar a tu bebé dentro. Sentir vida en mi vientre. Para mi, ha sido lo mejor de mi vida.

Quizá por eso tengo esa adoración con las camisetas premamá. Después de dedicarme a diseñar durante años, hay una fuerza en mi que me lleva a crear cosas bonitas sobre prendas que una futura mamá llevará sobre su vientre.

Que uno de mis mensajes impresos sobre camisetas para embarazadas vaya sobre un vientre portador de vida, para mi, es de una satisfacción indescriptible.

Camiseta premamá hecho con amor

Camiseta premamá “Hecho con amor”

Vosotras no lo veís, jeje, pero yo puedo tardar meses en finalizar un diseño para una de estas camisetas de embarazada. Lo hago, lo rehago, le cambio el color, se lo mando a mis amigas (que por cierto, tienen una paciencia infinita….¡gracias chicas!). Y al final lo saco a la luz. Pero eso no me basta…. noooo….. tengo que hacer pruebas de impresión varias veces, lavar las prendas, meterlas en la secadora para ver la resistencia del tejido y la tinta…. en fin… (Sarai… ¿pero tu no eras la mamá imperfecta?… bueno… lucho por aceptar que no soy perfecta, hay una lucha interna en mi jajaja, porque este perfeccionismo me está matando!!)

Quizá sea un poco sensible de más, pero es que cada camiseta de embarazada es especial. Esa camiseta será única para una futura mami. Aunque de aquí salgan muchas camisetas para embarazadas, cada una es única para mi, porque para mi, cada mamá es única.

Raquel, mi primera premamá

Esta tarde me gustaría hablaros de la primera mamá que se puso una de mis camisetas para embarazadas Wondermami.

Se llama Raquel y es una mamá del cole.

Post 5

Raquel con su camiseta de embarazada (playa de Samil, Vigo)

Fue mi señor esposo, el papá imperfecto, el que me dijo que debía empezar a mostrar mis productos como más reales. Hasta entonces eran diseños y prototipos que guardaba celosamente por miedo a estropear hasta que algún cliente quisiera comprar alguno.

Empezar a preparar los productos reales y hacer uso de ellos era algo que realmente se convirtió en un segundo nivel, en un paso en firme hacía mi objetivo. Imprimir camisetas de embarazada para sacar fotos. Aunque parece una bobada, cuando estás empezando duele mucho en el bolsillo. Y da miedo. Miedo a estar haciendo el tonto, a estar gastando dinero en un proyecto que en ese momento no sabía si funcionaría. Estas camisetas me valen de coste unas 4 veces más que una camiseta normal. Así que el riesgo era grande.

Pero había que hacerlo.

Porque los sueños se vuelven reales cuando dejan de estar solo en la cabeza y los hacemos reales.

Como Raquel estaba embarazada le pregunté si le interesaba sacar unas fotos para este proyecto a cambio de una camiseta. Yo suelo ser muy cautelosa, y no me gusta molestar a la gente… pero resultó que a la gente no solo no les molesta participar, si no que además disfrutan y lo agradecen.

Post 5b

Raquel aún estaba embarazada de poquitos meses

Con Raquel perdí el miedo a preguntar. Y por eso siento un gran agradecimiento hacía ella, por ayudarme en este proyecto y dejarme compartir sus fotos. Porque gracias a ella mi sueño se empezó a hacer un poco más real.

Continuará….

Domingo 8:00 a.m. : Construyendo un sueño

Me llamo Sarai y estoy construyendo un sueño. Y mi sueño tiene nombre, se llama Wondermami.

Quizá no vaya a cambiar el mundo, pero puedo sacar alguna sonrisa, y eso es mi motivación. Poner mi granito de arena para hacer un mundo un poco más agradable. No es algo impresionante, pero si todos ponemos algo de nuestra parte el mundo será más bonito, al menos para los que nos rodean.

A mi me motiva construir mi pequeña fábrica de sueños, donde las familias imperfectas puedan disfrutar haciéndose regalos hechos con mucho cariño y que con sus mensajes representen lo mejor de cada uno. Para que recordemos que somos especiales para alguien, y que alguien es especial para nosotros.

Y construir un sueño no tiene porque ser caro, pero nadie dijo que sería gratis!!. Yo lo construyo con mi tiempo, mi cariño y mi esfuerzo.

Este domingo pasado no aproveché que las niñas dormían para descansar hasta las 10:00… (que es algo genial que hago siempre que lo necesito)… pero este domingo tenía un objetivo diferente: acondicionar la que será mi oficina.

En el viejo tejado de mi casa (que antes fue la casa de mi bisabuela), hay una terraza cubierta que estaba llena de trastos. Y ahora está nominada para ser….¡¡mi oficina!! Mi oficina blanca y con suelo rosa…. ¡¡porque va a tener suelo rosa!! y lo estamos acondicionando nosotros solos.

Post 4.jpg

Futura oficina de Wondermami

La terraza estaba a cemento, hecho todo de un modo muy apurado, con acabados muy toscos (seamos sinceros, en su momento la cerramos tipo chapuza, si. ¿Para que negarlo?…..).

Ya hemos pasteado las paredes (se me ve a mi en la foto con un selfie-albañil in situ). Y aún faltan muchas cosas…. ¿te gustaría acompañarme en el viaje de construir mi sueño? ¡Quizá aprendamos juntas!

Mi taza favorita

Un día me llama una amiga (tesoro de amiga), involucrada en mi sueño, Wondermami, y me dice: “Sarai!! Mira que he visto una definición graciosa por Internet, quizá te dé una idea para Wondermami!!”

Y tanto que me dió!! Jeje. Era una definición en inglés, de “Mombie”. Me hizo tanta gracia que quise hacer mi propia versión. Después de darle vueltas y vueltas, encontré mi propia definición y dos tipografías que me parecieron perfectas, porque representaban perfectamente la imagen que tenía de una “Mombie”.

¿Y qué es una “Mombie”?

Es una madre exhausta, que se alimenta de chocolate y sobrevive a base de cafeína.

Y si habla de cafeína está claro que era un diseño ideal para una….. taza!!!

 

Post 3

Taza Mombie

 

Esa iba a ser mi taza !! Mi taza ideal!!

Porque todas sabemos que las Mombies somos inseparables de nuestra taza de café para madre. Yo mi taza de café me la voy llevando a todos lados mientras voy recogiendo. Así es que a veces aparecen tazas por toda la casa.

Me hace tanta gracia el mensaje de esta taza, y me parece una taza tan original que es la que tengo en mi escritorio, a modo de lapicero. Realmente se ha convertido en una taza especial para mi, porque es diferente y me recuerda que si me siento así (Mombie) no soy ningún bicho raro, sino que muchas mamás nos sentimos Mombies, y no debo dramatizarlo, sino reírme de mi misma. Esta taza además de ser una taza divertida, me saca una sonrisa cada vez que la veo, me hace sentir en comunidad con vosotras. Con otras mamás, una de las cuales podrías ser tu, que podrías estar viendo la misma taza con el mismo mensaje ahora mismo, y puede, que ambas sonriamos al mismo tiempo, aunque no nos estemos viendo.

Un elefante rosa

Uno de los puntos fuertes que me hizo cambiar mi punto de vista sobre la maternidad fue mi entorno, mi hogar.

Como muchas mujeres quería tener una casa bonita, decorada con cosas de moda, con cómodas y estanterías delicadamente organizadas con objetos meticulosamente pensados para coordinarse con el conjunto de cada estancia. El típico marco a juego con dos pelotitas de madera al lado o unas velitas de cierto color combinadas con lo que sea….

Cuando me hice mamá, todas esas estanterías “estéticamente equilibradas” se vieron inicialmente invadidas por toooodos los objetos que había en los muebles más bajos (ya sabes, poner todo lo de abajo arriba para que el bebé no lo coja). Y posteriormente la invasión fue de juguetes que mis hijas van dejando por ahí y que no sé ni donde poner (y quedan en la estantería, por ejemplo, 8 meses) y también por creaciones propias de mis hijas (el típico rollo de papel higiénico pintado, un muñeco de plastilina, y en mi caso, cochas que mi hija se le da por coleccionar y pintar con témperas).

Bueno, pues ante esta realidad, tenía dos opciones. O me deprimía toda, desplazando toda mi inquietud decorativa para 10 años más adelante, o integraba eso en mi creatividad decorativa.

¿Porqué no?

¿Porque no puede un elefante rosa de cartulina formar parte de la decoración? Y no me refiero a ponerlo ahí sin más, sino a integrarlo con el resto de colores de mi casa, haciendo de ese elefante no solo un objeto “plantificado”, sino un objeto “integrado”.

Post 2

Es entonces, por esa época que decidí cambiar toda mi perspectiva de cómo decorar mi casa. Colores. Quiero colores. Pero no un color….. no…. ¡¡¡yo quiero todos los colores a la vez!!!

Lo primero que quise cambiar es mi pasillo. Era un pasillo largo y oscuro. Con dos lámparas. Le pedí a Salva que me ayudara (se me da mal el taladro). Y colocamos cuatro puntos de luz ¡¡y cada lámpara es de un color!!

Porque eso era algo que también necesitaba. Más luz.

Y desde entonces mi visión de la decoración ha cambiado. Mi visión actual me ayuda mucho a aceptar que estoy en una fase distinta, en la que debo integrar mi maternidad, y dos niñas pequeñas en casa haciendo de las suyas. Ahora sus juguetes por medio no son interferencias sobre la decoración, sino que forman parte del ambiente.

Esta ha sido mi manera de integrar mi maternidad con mi hogar ¿Y vosotras? ¿Tambien tenéis vuestra forma  integrar vuestra maternidad en casa?

 

Mi primer post

Hola a todas!! Algunas ya conocíais mi antiguo blog, otras es la primera vez que me leéis, en todo caso, con éste artículo inauguro este blog!!

Estoy bastante ilusionada por comenzar esta nueva etapa en la que está habiendo tantos cambios en mi vida y también en Wondermami.

Aunque no lo parezca llevo ya casi un año con este proyecto. Pero mis inicios fueron un poco ingenuos.

Pensaba que sería todo mucho más fácil. Hacía mucho tiempo que quería tener una tienda online con mis diseños, que imprimiríamos aquí en nuestro taller de Ultreia Publicidade.

Ilusa de mi, creí que con montar una tienda online bonita bastaría. Mientras tanto seguiría haciendo mis diseños para mis clientes habituales, etc. Pensaba que la tienda iría generando poco a poco sus ventas, en paralelo.

Lo cierto es que fue como montar una tienda en el Polo Norte. Por muy bonita que fuera y muy chulos sus productos…. nadie podía encontrarme en el Polo Norte (bueno, menos Papá Noel, pero claro…. el muchas camisetas premamá no iba a comprarme…. o si…. para esa barrigola jaja).

Es entonces cuando comprendí que cuando crees en algo debes meterte de lleno. Sumergirte por completo, aunque tengas miedo de ahogarte.

Post 1.jpg

Y así es como me siento yo ahora. Sumergida por completo. Dedicando todo el tiempo que puedo, y lanzándonos al precipicio con los ojos vendados.

¿Que si tengo miedo? Miedo no…. terror!!!

Lo cierto es que hemos pasado muchas dificultades económicas y la mentalidad instintiva es la de “no gastar”. Ahora que Ultreia Publicidade empieza a tener estabilidad, en vez de ahorrar o comenzar a darme un caprichito (como ir a la peluquería, o hacer un mini viaje) yo voy y me pongo a gastar todo en hacer crecer Wondermami.

¿Y porque lo hago? ¿Acaso me creo una visionaría?

No. Para nada. A veces no sé si estoy haciendo una auténtica tontería. Pero es que si no lo intento, no llego a nada. He llegado a la conclusión que el miedo es la frontera. Es el muro que separa a los que no llegan a hacerlo de los que lo logran.

Estoy saltando ese muro, y no es insensatez o locura. Realmente soy muy consciente. No tengo mucho dinero y vivimos al día. Pero quiero creer. Quiero creer que detrás de ese muro está mi lugar. Y mi lugar es alcanzar mi sueño. Y mi sueño es Wondermami.

¿Te gustaría acompañarme?